9 errores de novato en programación de Step 7

¿Vas en serio?

De verdad quieres formarte en la programación de autómatas de Siemens.

Para poder realizar proyectos profesionales y poder mantener las máquinas de tu empresa.

Bien.

¡Genial!

En este caso, estos errores de novatos van a resonar fuerte dentro de ti. Y sabrás tomar medidas para evitar de caer en estas trampas.

Let’s go!

Error novato  #1 – No tomártelo en serio

Esto no es un juego. De verdad, llevar a cabo proyectos de automatización,  no es montar una fiesta para 3 amigos.

Si no estás convencido de lo que estás haciendo, desde el minuto 1, nunca vas a poder superar todas las barreras con las que te vas a topar en el camino.

Para hacer chapuzas, mejor dedicate a pintar o a pasar más tiempo con tus hijos.

Pero deja de malgastar tu tiempo, creyendo que vas a tener éxito.

Cuando de verdad lo que estás haciendo es perder tu tiempo,  y el de los demás.

Error novato  #2 – No sacar tiempo para formarte

Lo sé.

No tienes tiempo.

Pero, no es más que una excusa.

No es que no tengas tiempo.

Es que estás usando ese tiempo en cosas que te gustan más o que estimas más prioritarias en este momento.

Triunfar en la automatización industrial es salir de tu zona de confort, día sí, día no.

Necesitar aprender.

Todo el rato.

Y para aprender, necesitas sacar tiempo.

Sí o Sí.

Si tienes la impresión de ir demasiado lento, tienes un problema serio.

Las dudas no tardarán en llegar.

Y de las dudas a la falta de motivación sólo hay unas pocas semanas.

Alerta roja: o sacas tiempo para aprender más y lograr pequeñas victorias o el riesgo de abandono de tu proyecto se estará disparando.

  1. Levántate una hora antes.
  2. Deja de perder tanto tiempo en el trabajo.
  3. Mira la televisión una hora menos.

Ya has recuperado 3 horas/día para tu formación.

Vas en serio, ¿Sí o No?

Error novato  #3 – Correr como un pollo descabezado

Cuando te formas de forma autodidacta, el coste que tienes que asumir deriva del método prueba-error.

Vas a pasar por fases de bajones y frustraciones…seguidas por subidas incontrolables de ánimos.

Pero, todo es muy lento.

Porque no tienes claro lo que tienes que hacer.

Cuanto mejor definas cómo te tienes que formar, más rápidamente avanzarás.

Sin ideas claras no irás a ningún sitio.

Piensa antes de nada.

Error novato  #4 – Confundir estar ocupado con ser productivo (Ley de Pareto)

Ser automatizador industrial, a veces es ser un poco hombre orquesta.

Es cierto que hay que saber hacer unas cuantas cosas:

  • Revisar esquemas eléctricos
  • Revisar especificaciones
  • Realizar pantallas
  • Programar el código
  • Comprar material

Pero en muchos casos, te escondes detrás de tareas totalmente improductivas porque sigues en tu zona de confort como leer y escribir correos que no van a ningún lado o dar vueltas y vueltas a temas técnicos irrelevantes.

Si llevas tiempo intentando avanzar como programador y automatizador y no avanzas, ya sabes cual es uno de los problemas.

Toca afrontar la realidad de una vez, y salir de tu zona de confort.

¿Conoces la Ley de Pareto?

80% de tus resultados depende del 20% de las tareas que haces.

Encuentra estas tareas productivas.

Y céntrate en ellas.

Ningunea todas las demás.

Error novato  #5 – No tener la mentalidad adecuada

Sé que vivimos en un mundo de inmediatez.

Pues cambia el chip una vez más.

Todo cuesta mucho.

Todo es muy lento.

Tu papel es aprender y resolver dudas.

A tu ritmo.

Lo único seguro es que si abandonas demasiado pronto, no habrás logrado nada.

A menudo, cuesta 2 a 3 años ser un profesional solvente de la programación industrial.

Mentalizate desde el inicio.

Disfrutarás más del camino, hasta llegar al éxito.

Error novato  #6 – Arrastrar demasiado lastre por tacañearía

Ya no cuento los casos.

Me pongo a programar por mi cuenta, sin ayuda de nadie, leyendo el manual de Siemens.

Llevas 3 piedras de 500 kilos que te llevan al fondo del mar.

Eres programador industrial.

No puedes equivocarte  con la forma de afrontar los proyectos..

La forma de trabajar y programar  si impactan en tus resultados.

Error novato  #7 – Atacar 7 frentes a la vez

La verdad es que es muy complicado llevar varios proyectos a la vez con éxito. Los profesionales que lo logran es porque tienen a compañeros o un equipo que les ayudan con ello.

No puedes afrontar a 2 proyectos (o más) a la vez.

Céntrate en uno a la vez.

Deja todo lo demás. Sólo es una distracción para terminar haciéndolo mal en todos tus proyectos.

Error novato  #8 – Retrasar las cosas sin fin (Ley de Parkinson)

Tú también me vas a decir:

“No estoy listo para  lanzar mi programa aún”

¿Sabes qué?

Nunca lo estarás.

La perfección es nociva.

Es una excusa viciosa para retrasar acciones.

La ley de Parkinson te dice que si marcas una fecha lejana en el calendario para completar una tarea, está tarea va a ocupar todo el tiempo disponible hasta la fecha.

Aprende a trabajar para mañana, no para dentro de 4 semanas.

Y si no se puedes completar un proyecto para mañana, trata de reducir las tareas en cosas que podrás completar a 24 horas vista.

Y empieza por estas tareas.

Bien es suficiente.

Error novato  #9– No tomar decisiones

No hay garantía que lo que has programado vaya a funcionar bien pronto.

Y sí.

Necesitas tomar decisiones.

Casi cada día.

Y no.

No todo saldrá bien.

Aun así, la única forma de avanzar es de tomar decisiones.

Enfoca cómo quieres afrontar el proyecto y adelante.

La única pregunta que tienes que responder a estas alturas

¿Qué tipo de programador eres?

Sólo conozco a 4 clases de programadores:

  1. El iluso: no ha pensado en nada – ni pretende hacerlo en algún momento. Se ha tirado en la piscina, inspirado en algún caso conocido y cree que va a aprender a programar sin formarse, sin apenas esforzarse, ni gastarse ni un euro. O cambias el chip o vas a estrellarte muy pronto. O se va en serio…o te dedicas a otra cosa más divertida para ti.
  2. El aficionado: Ha arrancado  con más sentido. No tiene las ideas claras, pero percibe que tiene que aprender cosas para poder transformar sus conocimientos en algo más serio. Está agobiado con todo lo que percibe que hay que hacer. No sabe por dónde empezar. Su principal freno es que no saca suficiente tiempo para que sus proyectos den un salto de calidad importante.
  3. El apasionado: Ya lleva más tiempo programando. Tiene integrada la rutina en su día a día. Y le gusta. Saca tiempo para formarse en temas nuevos, revisa proyectos de otros programadores. Está pensando en seguir creciendo cada día y ponerse al frente de proyectos serios. Esta idea le produce un enorme respecto. Tanto es así que tiene ideas que nunca pone en práctica por miedo a no saberlas llevar a cabo.
  4. El profesional: Ha completado las 3 etapas anteriores. Está trabajando full-time en la automatización industrial. Quizás lo esté pasando mal, porque ha dado el salto hace unos pocos meses, y no da para todo. Es normal. Crear nuevos proyectos nunca es un trámite. Pero  se está jugando la vida con la automatización. Su compromiso es innegable. Es su activo nº1.

¿Qué tipo de programador eres hoy?

¿Qué tipo de programador quieres ser mañana?

La pregunta clave que tienes que hacerte es si ¿estás dispuesto en pagar el precio para ser un programador de éxito?

Es posible que este precio sea bajo, si miras por el foco de la inversión económica.

Pero tendrás que pagar con tu tiempo.

Y si quieres hacer cosas grandes, tendrás que sacar horas para realizar ejemplos y programas para avanzar.

Ya entiendes que sin sacrificar otras cosas que llevas haciendo en esto momentos, no lo vas a lograr.

Así qué:

¿Estás realmente dispuesto a pagar el precio que hay que pagar para ser un  programador profesional?

Si no respondes a esta pregunta con un Sí rotundo que pueden oír todos tus vecinos, creo que deberías replantearte muy en serio lo que te has propuesto lograr en el mundo de la automatización.

Siento ser duro.

Pero no hay otra realidad.

Tus tareas

Ahora te toca trabajar. Ya que leyendo no se consigue nada.

  1. Recupera 3 horas al día. O 2 horas. O 1 hora. Me da igual cuantas. Pero recupera tiempo. Y cuéntame (respondiendo a mi correo) cómo vas a recuperar estas horas/día.
  2. Envía al cementerio todo lo que te ralentiza. Que acciones vas a tomar para empezar a lograr mejores resultados
  3. Apaga tus fuentes de distracciones. Busca todo aquello que te distrae. Eliminalo durante 30 días. Empieza hoy mismo.
  4. Empieza a usar Toggl. Quiero que sepas en qué te gastas las horas en el trabajo. Los primeros días, es probable que te des cuenta que ni siquiera llegas a 2 horas productiva al día…

Sin un cambio de hábitos, no puedes pretender a un cambio de resultados.

Puedes lograrlo.

Y esta es tu oportunidad.

¿Te apuntas?